7 nov. 2014

Año electoral y mayor inflación complicarán el 2015


Jorge Roig, presidente de Fedecámaras, estuvo en la juramentación de Acibo. Dijo, entre otras cosas: “Nos gustaría darles mejores noticias en un país con una inflación del 70%, y con predicciones de que podríamos llegar a los 3 dígitos”. No evadió ningún tema; incluyendo el de los buhoneros

Héctor Rafael Briceño (CNP 14.130).-

De visita en Boconó estuvo Jorge Roig, presidente de Fedecámaras, acompañado del presidente de Consecomercio, Mauricio Tancredi; de Corpoturismo, Ricardo Cusanno; y de Fevipan, Tomás Ramos; entre otras personalidades, con quienes asistió al primer encuentro de empresarios con motivo del XLIII aniversario y juramentación de la directiva de la Asociación de Comerciantes de Boconó, que frente a un gran equipo, presidirá Juan Carlos March. También asistieron: María Carolina Uzcátegui, presidenta de Fedecámaras-Trujillo, Nelson Monreal, presidente de Acoinva; y el expresidente de Acoinva, Ricardo Berrios, además del conferencista y politólogo, Jhon Magdaleno. 

Mientras el gobierno los define como capitalistas y burgueses, ¿Cómo se definen ustedes?, le preguntamos. Contestó: “Nos definimos simplemente como empresarios  que trabajamos, producimos, generamos empleo estable y riqueza. Estamos muy orgullosos de ser empresarios” - enfatizó -. Agregó: “Una de las cosas que tenemos que decir a Venezuela es que estamos muy orgullosos de lo que hacemos, pero no hay que caer en esas etiquetas de neoliberales, capitalistas y burgueses; a nosotros no nos quita el tiempo, porque estamos mucho más concentrados generando bienes y servicios para los venezolanos”.

Inflación, marcaje y buhoneros

En cuanto a la inflación, el marcaje de los precios y la prohibición a los buhoneros de distribuir algunos productos, comentó frente a los medios: la tristeza es que lejos de estarse planteando medidas económicas, se toman unos ciertos correctivos que siguen apuntando a tener más controles en la economía, y eso lo que hace es seguir perjudicando más aún la economía. En el tema específico, no se están reconociendo los precios, sino una sinceración de 3 años del anclaje del control de precios, una sinceración que, estando acumulada, pega más en el bolsillo de  todos”.

No está comprando

Continuó: “Hemos recibido 3 encuestas muy importantes esta semana, y el 80% atribuye que el problema de este país en materia económica  lo tiene el presidente Maduro, y el gobierno venezolano. La gente no está comprando el concepto de guerra económica; la gente no está comprando el concepto de que son los empresarios los culpables; la gente sabe que no se están tomando las decisiones correctas de un modelo económico que hace tiempo ya estaba haciendo aguas y, lamentablemente, el gobierno insiste en seguir profundizando. Nosotros, en estos momentos, debemos presentar algunas propuestas al gobierno para salir de esta crisis, y creemos que hay tiempo de rectificar  en un año que no es electoral, como el 2014, porque, lamentablemente, el 2015, unido al descenso de los precios petroleros, vamos a entrar a un año particularmente complejo, y si no se toman las medidas, el año electoral que viene lamentablemente la agenda política arropará la agenda económica”.

Un año complicado

Siguió: “Nosotros no somos profetas del desastre; nos gustaría darle a ustedes muchas mejores noticias, pero evidentemente” (no podemos hacerlo) “en un país con una inflación del 70% -y las predicciones de los economistas es que podremos llegar a los 3 dígitos el año que viene-, una tasa de desabastecimiento que en algunos rubros alcanzan el 90%, una paralización del aparato productivo, y además, unido a las bajas de los precios del petróleo, que no es una responsabilidad del gobierno nacional”, (pero) “que nos afecta a todos, evidentemente que presagian que el año que viene será un año complicado. Yo creo que los gobernantes deberían hablar claro al pueblo”.

Hay malas noticias

Además dijo: “Para la ley del marcaje de productos hay malas noticias, porque, por ejemplo, el gobierno ordena marcar los precios  pero  no consigue la tinta para el marcaje; esas son las cosas que están sucediendo en el país. El desabastecimiento no es solo aceite, champú y harina; tampoco había tinta para marcar. Yo creo que el gobierno tiene que reconsiderar los plazos que se han dado para el marcaje,  porque en el fondo hay todavía muchísimas lagunas. No se sabe si el remarcaje  es a costos de producción o son los comerciantes los que tienen que marcar el precio de venta”. Agregó: “Por otro lado, fíjense que los únicos productos que no aparecen en los anaqueles son los productos controlados, porque este es un  país folklórico, ilógico, sui generis; podemos conseguir productos de Nueza Zelanda, pero no conseguimos champú para lavarnos el pelo. Mientras tú sigas controlando precios y, sin sentido, la producción… eso le está ocurriendo al gobierno, que no ha entendido que con precios controlados… nadie quiere producir a pérdidas, y eso le está ocurriendo al gobierno con la gasolina, con los servicios públicos, porque ninguna empresa es sustentable produciendo a pérdida”.

Venezuela, un país hostil

Respecto al trabajo del Banco Mundial,  que ubica a Venezuela en la posición 189 como el país para hacer inversión, comentó que en 2 semanas le presentarán en México el estudio del BM. Finalizó así: “Es verdaderamente lamentable ver que estamos detrás de Haití, por ejemplo. Ese país tiene mejores condiciones para invertir que Venezuela, A los pocos países que le estamos ganando es a los africanos, que casi todos están en guerra o con golpes de Estado, lo cual demuestra lo que en Venezuela hemos venido nosotros advirtiendo; una situación predecible, pero además evitable. Venezuela es un país hostil para las inversiones extranjeras y venezolanas, catalogado por el BM como uno de los peores del momento. Al igual que el resto de los venezolanos, vemos con terror” (la situación),  “y nos basamos en estudios que hacen los economistas serios, como el Prof. Pedro Palma, que el año pasado estuvo entre los pocos de los que dijo que este año cerraríamos con el 75%” (de inflación), “por lo que tenemos razones para creerle que en el 2015 pudiéramos estar en 3 dígitos”.

Merece una reflexión

Jorge Roig fue lapidario: “Comerciantes de la economía popular representan el 42% de la economía venezolana en cuanto a puestos de empleo. Yo creo que eso merece una reflexión, porque cuando en un país casi 5 millones de personas  se  ven obligados a trabajar en la economía informal, es que algo no está funcionando bien. Al gobierno parece importarle más que los buhoneros estén vendiendo productos controlados, a que existan.

0 comentarios:

Publicar un comentario