13 may. 2015

“OIT activa sus alarmas ante amedrentamiento e intimidación de empresarios"

Logo OIT 
“La Organización Internacional del Trabajo (OIT) manifiesta su profunda preocupación ante la escalada de amedrentamiento en contra del sector empresarial venezolano. La situación que se vive en Venezuela, producto de las medidas adoptadas por el Ejecutivo venezolano, pueden crear un clima de intimidación que puede propender a obstaculizar el desarrollo normal de las actividades de organizaciones de empleadores y sus miembros. La detención de empresarios e incautación de empresas se opone al ejercicio de libertad de asociación y de los derechos consagrados en el Convenio número 87 de la organización”.

La UCEZ expresa su preocupación ante el contexto de intimidación, persecución y falsas acusaciones de guerra económica que se dan en contra del sector empresarial venezolano. La grave escasez de productos es el resultado de un Modelo económico fracasado dirigido desde el Estado que, a través de los controles de cambios y de precios, han llevado a la población a sufrir una grave crisis de desabasto de productos como nunca antes en su historia y consigo una empobrecedora espiral inflacionaria. Es el Estado a su vez, quien decide a través del SADA a donde se distribuirá cada alimento, por lo que es el Estado el único responsable del destino final de los mismos. El exceso de controles solo ha logrado generar un exceso de distorsiones impidiendo el normal funcionamiento de la economía nacional. Desde nuestra organización repudiamos las detenciones realizadas a Presidentes y miembros de nuestros Sindicatos patronales solo por expresar las distintas situaciones que se vive en sus sectores.

La UCEZ exhorta al respeto de los derechos consagrados en los convenios 87 y 98 de la OIT de los cuales Venezuela es signataria y en los que se establece la libertad sindical y de sindicación. Estos derechos humanos básicos están íntimamente ligados a la libertad de expresión. Tanto el sector de empleadores como el de los trabajadores hemos visto condicionada nuestra actividad sindical como producto del miedo que se impone sobre nuestras organizaciones. Es nuestro deber y nuestro derecho humano elegir el mejor modo de promover y defender nuestros intereses.

Hacemos un llamado al Gobierno venezolano a que restablezca el diálogo social sobre la base del respeto, que cese la intimidación de nuestras organizaciones empresariales independientes y representativas, y también hacia los trabajadores. Pedimos respeto absoluto a los principios económicos garantizados en la Constitución, como lo son: La iniciativa privada, el libre emprendimiento, el libre mercado, la libre competencia y la propiedad privada, base fundamental en toda sociedad para garantizar el desarrollo armónico de su economía nacional. Mientras haya leyes que quebranten estos derechos no podremos entrar como sociedad en la senda del progreso.

“La empresa privada es la bisagra fundamental que permite abrir la puerta para pasar del subdesarrollo al desarrollo. Déjennos trabajar.”

Gilberto Gudiño Millán
 Presidente UCEZ

0 comentarios:

Publicar un comentario